Precisiones al libro Historia de las Calles de San José de Ocoa I

Posted by

Por: José Henríquez

Cuando publiqué el libro Crónica de la Muerte de Valle Nuevo recibí unas sugerencias críticas (de forma) de Pavel López y de mi tío Monseñor Salvador Encarnación que las acepté con pleitesía.

Asimismo, el Licdo. Rafael Read me expresó algunas críticas constructivas en torno a mi libro La Ruta del Maniel que acepté humildemente porque soy fiel seguidor de lo que dijo Don Pedro Henríquez Ureña, en una carta a Juan Bosch (a quien éste le llamaba maestro): que los escritores deben pulirse, aceptando las críticas y ejercitando el arte de la escritura; recibir las influencias de los grandes escritores como Maupassant, Tolstoy, Dante, Cervantes, Etc., pero innovando, creando sus propios estilos: “El estilo es el hombre” (Buffón). Esto lo reiteró Neruda en sus Memorias…; o sea, que la crítica y la autocrítica son cualidades que elevan la humildad del espíritu de los grandes.

Es por eso que me atrevo a hacer sugerencias, aportes o críticas constructivas a obras de escritores ocoeños a través de Ocoa en Red; ya lo hice sobre la obra de historia La Batalla de Comay Juana o el Perico (inédita, del Dr. Alexis Read). Ahora voy a hacer algunas precisiones históricas al libro del Ing. Francisco Casado Arias: Historia de las Calles de San José de Ocoa. El análisis de de la estructura semántica, del orden sintáctico del libro se lo dejo a los lingüistas, filólogos… pero, debo decir que es un importante aporte a la bibliografía historiográfica de San José de Ocoa.

En el capítulo titulado “Calle 30 de Abril”, Pág. 64, primer y segundo párrafos, Francisco Casado plantea lo siguiente: “El 30 de abril de 1844, las fuerzas militares dominicanas al mando del General Antonio Duvergé, lograron detener el avance de las tropas haitianas que trataban de romper la defensa de la Republica Dominicana cerca de la frontera”.

“El punto donde los dominicanos se impusieron a los haitianos, el 30 de abril de 1844, es conocido como La Cuesta de Comay Juana, en el hoy Distrito Municipal El Pinar”.

Debo aclarar que cuando se trata de libros de historia los autores deben cuidar el uso apropiado de las palabras en la nominación (semántica o simbología) de los datos o hechos históricos para que el signo o significado sea preciso o correcto. El uso inapropiado de palabras u oraciones como transcripciones de los hechos históricos, podría verse como cuestiones de semántica que se prestan a confusiones o incorrectas interpretaciones históricas, que si es en una novela o en un cuento pueden aplicarse amparados en una facultad que le confiere la licencia literaria – narrativa, usando figuras literarias; pero, en libros de historia, los hechos de los héroes y de los mártires, de los adversarios, de las fechas, de los nombres, Etc., deben ser precisos, por no decir exactos, porque, incluso, pueden servir de textos en las escuelas.

a) Debo precisar: que no hay batalla alguna encabezada y/o librada por el general Antonio Duvergé (El Centinela de la Frontera, Lib. J. Balaguer), registrada en la historia con fecha del 30 de abril de 1844; sólo las siguientes: Batalla del 19 de Marzo (1844), Batalla de Comay Juana o El Perico (13/4/1844), que algunos historiadores la califican como escaramuza (Mejía Ricart…) y otros como batalla (J. Balaguer, A. Read…), Batalla de Cachimán (7/6/1845), Batalla de La Estrelleta (7/9/1845); Batalla de El Número (17/4/1849), Batalla de Las Carreras (21/4/1849), esta fue encabezada por el general Pedro Santana, pero Antonio Duvergé jugó un papel decisivo para lograr la victoria. Reitero, estas son las batallas en las que participó y/o dirigió el general Antonio Duvergé.

b) Debo precisar: que “el punto donde los dominicanos se impusieron a los haitianos” fue un 13 de abril de 1844, no un 30 de abril – como dice la obra citada – en la Cuesta de Comay Juana o El Perico, El Pinar. Asimismo, debo abundar en el sentido de que la batalla de El Número, también fue en abril, pero el día 19 de 1849; cuyas tropas estaban dirigidas por el general Antonio Duvergé.

Por consiguiente, la Sala Capitular de San José de Ocoa debe aprobar el cambio de nombre de esa calle: en vez de 30 de abril, debe ser el 13 de abril, en honor a la batalla de Comay Juana o El Perico.

 La crítica y la autocrítica son cualidades que  elevan la humildad del espíritu de los grandes. J. H

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

A %d blogueros les gusta esto: