Saltar al contenido
OCOA INFORMATIVA

!Por fin! Dusty Baker conquista su primer campeonato de Serie Mundial como dirigente

6 noviembre 2022

Houston — Por ahora y para siempre, Dusty Baker, el narrador épico, famoso por sus nombres, masticador de palillos y jugador de béisbol de por vida, llevará el título más distinguido.

El hombre que puede tejer una historia como pocos, recordando con nostalgia su tiempo bajo la tutela de Hank Aaron o encuentros casuales con Jimi Hendrix, John F. Kennedy Jr. y muchos más, completó el único capítulo que faltaba en su propia historia el sábado por la noche.

Después de 25 temporadas como capitán de Grandes Ligas salpicadas de un par de dolorosas derrotas, Baker, de 73 años, finalmente logró llegar a casa cuando sus Astros de Houston vencieron a los Phillies de Filadelfia 4-1 para ganar el título.

Cuando Yordan Alvarez conectó un jonrón de tres carreras en la sexta entrada, las cámaras enfocaron a un Baker radiante que levantó ambos brazos por encima de su cabeza. Al final del juego, el cuerpo técnico y de entrenamiento rodeó a Dusty, saltando arriba y abajo, cantando “¡Dusty! ¡Dusty! ¡Dusty!” en el dugout antes de unirse a los jugadores en el campo.

Se convirtió en el piloto de mayor edad en ganar una Serie Mundial en su tercer viaje como mánager al Clásico de Otoño. Como jugador fue tres veces con los Dodgers, ganándolo todo en 1981.

Ingresó al juego del sábado como el mentor con más victorias sin un título de Serie Mundial y mejoró a 2,094-1,790 con esta victoria memorable.

“Obtuve 2,000 victorias y todo lo que dicen es que todavía no he ganado la Serie Mundial”, dijo el jueves.

Ya no pueden decir eso.

Se une a Dave Roberts (Dodgers, 2020) y Cito Gaston (Blue Jays, 1992, 1993) como los únicos mánagers negros en ganar una Serie Mundial.

“No pienso en ser un técnico afroamericano porque me miro en el espejo todos los días y sé lo que soy”, dijo antes del partido. “¿Sabes de que estoy hablando? (Pero) sé que hay cierta presión de muchas personas que me apoyan, especialmente las personas de color. Y esa parte sí la siento. Lo escucho todos los días… y por eso siento que he sido elegido para esto”.

Ayudó a los Astros a obtener su segundo título de Serie Mundial y el primero desde el escándalo contaminado en 2017 que convirtió a Houston en el equipo más odiado del béisbol. Baker ayudó a limpiar la imagen del equipo después de eso y algunos comenzaron a animar a regañadientes a los Astros porque lo admiraban.