¿De que murió Jesucristo? - Ocoa Informativa Saltar al contenido
OCOA INFORMATIVA

¿De que murió Jesucristo?

Por César Mella

Vamos a referirnos a uno de los seres humanos más trascendentes en la historia de la humanidad.

Su muerte ocurrió crucificado en una pesada cruz de madera que había arrastrado recibiendo latigazos y maltratos.

Hombre blanco, de 33 años, sangre tipo AB, con estatura entre 5´ 9´´ y 5´ 11´´ , de unas 170 libras, se deduce que por sus largas caminatas, que estaba en buena forma física. (Norberto, Jose: “Muerte física y su resurrección: visión de un cirujano”).

La noche antes de su muerte fue la Santa Cena y según Mateo (26 -29, Jesus apenas probó un poco de pan, un sorbo de vino y lucía muy tenso, pues sabía lo que le esperaba.

Este hombre de ideas revolucionarias con miles de seguidores se convirtió en una amenaza para el Imperio Romano.

Lo apresaron y se le llevo a juicio. Aunque Pilatos (juez) dijo textualmente: “Yo no encuentro ningún delito en él”, fue condenado sin apelación a la crucifixión (de ahí la expresión “se lavó las manos como Pilatos”).

Desde el Aposento Alto hasta el Calvario, con una cruz a cuesta y una corona de espinas, este hombre caminó sangrando de la cabeza por las punzadas de la ajustada corona.
Desde la noche anterior en Los Olivos, sudó y sangró del cuerpo por estrés, una sanguaza dice el campesino y los científicos hematidrosis…

Durante este trayecto, dramáticamente expuesto por Mel Gibson en la cinta “La pasión de Cristo”, Jesús sangró profusamente, se deshidrató y no se le permitió la ingesta de líquidos.

Yo recorrí esos 600 metros en Jerusalén y no me explico como este hombre pudo cargar una cruz estimada en 300 libras.

Fue clavado en ambas muñecas con sendos clavos para fijarlo a la cruz, al parecer lesionándole el nervio mediano, de ahí que sus manos en algunas pinturas lucen en garras.
Los soldados le vertieron las piernas hacia el exterior y a veces colocaban una banquetica para que Jesus apoyara los pies, mismos que cruzados también estaban fijados por clavos.

Según el evangelista Juan ( 19,32,33) los soldados le quebraron ambas piernas a los dos seres humanos que junto a él fueron crucificados, pero “ Cuando llegaron a Jesús, como vieron que ya es taba muerto , no le quebraron las piernas”.

Según Marcos ( 15 , 25 , 37 ) Jesús fue colocado en la cruz a las 9:00 de la mañana y ya a las 6:00 de la tarde había muerto.

Sus últimas palabras fueron: “Padre en tus manos encomiendo mi espíritu”.
Norberto (autor citado) se pregunta: ¿Por qué Jesus murió tan rápido, pues los dos acompañantes de crucifixión aún estaban vivos?

El mismo se responde: “por una combinación entre un shock hipovolémico, y complicaciones respiratorias”.

Se han manejado otras hipótesis como la del infarto agudo del miocardio o las embolias múltiples.

Recordar que un soldado romano le dio una puñalada en el pecho en pleno corazón que aumentó su pérdida de sangre.

Se afirma que a las 3:00 de la tarde, tres horas antes de morir, todo el cielo se oscureció y Jesus ya moribundo, balbuceo: “Dios mío, Dios mío: porque me has abandonado”.

Respetando vuestras creencias, es indudable que este fue uno de los líderes más coherentes de la humanidad y su muerte marca un antes y después para occidente.