Geovanny Arias: “Entre regalos y reuniones, hay hombres y mujeres que esperan una visita”

Posted by

Por: Frank Casado

SAN JOSE DE OCOA.- En el día de Los Padres los comercios tienen ofertas para atraer al público que busca corresponder con un presente el esfuerzo y amor con que su padre lo ha criado. Pero lejos del movimiento comercial y las reuniones familiares que genera la celebración, hay un grupo de hombres de la tercera edad que anhela la visita de los suyos o, mejor aún, que sus hijos se acuerden de ellos.

Ayer, último domingo de julio, se conmemoró en República Dominicana el día del padre, y el Ingeniero Juan Geovanny Arias, giró una visita al hogar de ancianos San Antonio de Padua, en este municipio, llevándoles esa presencia que necesitan en la postrimería de sus vidas, y además, compartío con todos ellos ricos helados de diferentes sabores.

“Cuando el paso del tiempo se acumula en nuestras vidas, las necesidades de que les visiten, al igual que lo hacen  durante los primeros años, vuelven a ser prioridad. En otras palabras, al igual que un niño necesita del amor y cuidado de los padres, ellos también requieren para su salud emocional el afecto de los hijos”. Expresó Geovanny Arias mientras les repartía un helado a cada uno de los residentes en este hogar de ancianos.

“Regularmente visito este hogar, porque entiendo que no sólo se trata de añadir años a la vida, sino de sumar calidad de vida a esos años”. Manifestó el Ing. Juan Geovanny Arias, cuando conversaba con uno de los residentes a quien preguntó: ¿Cuál es su deseo para el Día de los Padres?, y éste, con lágrimas e sus ojos le respondió: Vivir.

El Ing. Juan Geovanny Arias, durante toda su vida, ha mostrado un grado de sensibilidad hacia las personas más necesitadas, a las que siempre ha recurrido a darle su brazo de apoyo. Tal es el caso de los Limpiabotas de Ocoa, a quienes por casi 30 años ha venido realizando cada fin de año la cena de navidad y que hace alrededor de tres meses, les entregó 6 casas a igual número de familias de ellos.

Así mismo, todos recuerdan el caso de la joven que, a pesar de solo contar con 13 años, salío embarazada de trillizos, y fueron muchos los esfuerzos del Ing. Arias para que todo saliera bien como fue el resultado final: un parto feliz, salvando la vida a esta joven madre y sus tres pequeños.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

A %d blogueros les gusta esto: