Saltar al contenido
OCOA INFORMATIVA

David, al Pabellón de la Fama de RD

19 octubre 2021

El Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano dará cabida en su recinto al carismático y leyenda de los Medias Rojas de Boston, David Ortiz, uno de los más connotados artilleros que han pisado las Grandes Ligas como bateador designado.

Ortiz, un tres veces campeón de la Serie Mundial (2004, 07 y 2013) será exaltado en el 55 Ceremonial del Pabellón de la Fama que se realizará el domingo 14 de noviembre desde las 10:00 de la mañana en el auditorio de la institución, ubicado en el Centro Olímpico Juan Pablo Duarte.

La elección como inmortal del ex toletero de los Medias Rojas de Boston fue anunciada en la víspera por el presidente del Comité Permanente del Pabellón de la Fama, el doctor Dionisio Guzmán.
Sostuvo que al entrar a su primer año de elegibilidad, la escogencia de Ortiz fue una especie de trámite para el jurado responsable de su selección.

Ortiz es uno de tres peloteros profesionales a ser exaltados en la Clase 2021, tras la temprana elección de Julián Tavárez y Rafael Furcal.

Grupo extenso

Es además el noveno deportista escogido para ser inmortalizado en la versión de este año, que incluye a los propulsores Carlos Lamarche Rey, Nelly Manuel Doñé (fallecido), a la tenimesista chino-dominicana Nieve Xue WU, Gabriel Mercedes, José Luis Saint-Claire (f) y Miosotis Heredia, exselecciones de taekwondo, softbol molinete y levantamiento de pesas, respectivamente.

Ortiz, nacido el 18 de noviembre de 1975 en Santo Domingo, fue un portento del bateo de largo alcance que dominó la ofensiva en la mayor parte de su carrera como jugador de liga mayor. Fue por 20 fructíferas temporadas un temible inicialista y bateador designado.

Fue firmado en la agencia libre internacional para los Marineros de Seattle, por Ramón -Pintacora- de los Santos. David hizo su debut en 1997 con Minnesota y jugó para la organización hasta 2002.

Su carrera hacia el estrellato lo comenzó en 2003 como jugador de los Medias Rojas. Este año tendría su primera campaña de 30 jonrones (31) y un centenar de carreras impulsadas (101), además de conectar 39 doble en 128 partidos de serie regular.

En 2004 se combinó con sus compatriotas Pedro Martínez y Manny Ramírez para impulsar a los Medias Rojas a ganar su primera Serie Mundial desde la campaña de 1918. Viendo acción en casi la totalidad de partidos de serie regular, Ortiz elevó su producción jonronera a 41, en impulsadas a 139, empalmó 47 dobletes y por primera vez alcanzó la aristocrática marca de .300 en su promedio de bateo (.301).