Saltar al contenido
OCOA INFORMATIVA

Actuemos rápido para eliminar el «ácido del diablo»

14 septiembre 2021

Contemplar las fotos del galardonado fotógrafo Orlando Badías de mujeres quemadas con “ácido del diablo”, es un acto que nos llena de horror al ver una devastación tan absoluta, es un momento en el que pensamos en las reliquias del salvajismo que sobreviven en ciertas personas, casi siempre en varones vestidos como hombres. Y saber que se ha vuelto frecuente en nuestro país que los machos despreciados ataquen a sus compañeras o ex compañeras con esta maligna mezcla.

No podemos permitir que tal salvajismo se siga expresando en la sociedad dominicana. No podemos seguir viendo cómo la prensa internacional muestra, con legítimo asombro, fotos de mujeres con el rostro, el pecho, la espalda y las piernas quemadas con “ácido del diablo”. Es la peor contrapropaganda que se le puede hacer a una nación cuyos ejecutivos a nivel mundial despliegan las bondades de la República Dominicana para atraer turistas y atraer inversiones.

Por eso, todos debemos simpatizar con el enfado del Presidente de la República y con su determinación de poner fin a este fenómeno diabólico. Debemos actuar; debemos encontrar una manera de mantener el «ácido del diablo» lejos de los varones inmorales. No podemos quedarnos en el sermón, en la condena verbal, en la rabia, en el comunicado periodístico para tranquilizar a una opinión pública alarmada por esta horrible e inexcusable conducta inhumana.

Nos complace que Salud Pública, Pro Consumidor y la Dirección General de Medicamentos, Alimentos y Productos Sanitarios estén buscando formas de regular las ventas de los elementos químicos cuya mezcla produce el “ácido del diablo”. Estas entidades públicas deben acercarse a Codia y las organizaciones que agrupan a plomeros, ferreteros e importadores de estos productos para que juntos puedan explorar formas efectivas y factibles de controlar la venta de los químicos en cuestión.

La sociedad espera decisiones.